google-site verification=WL1QSSrTmugREbn20HR9eO0CnopJv5QqrX1IR-PSLaE Cirugía de Tobillo | Marketo Salud

Todo lo que debes saber sobre la cirugía de tobillo

¿Qué es la cirugía de tobillo?

El tobillo se compone de: 

 

La tibia, también conocida como espinilla, forma el interior, el frente y la parte posterior del tobillo. Tiene un maléolo medial y posterior.

 

La fíbula, que forma el exterior del maléolo.

 

El talus, también llamado astrágalo, es un hueso pequeño que se encuentra entre la tibia, la fíbula, y el hueso del talón.

 

Los extremos de la tibia y la fíbula se llaman maléolos.

 

Los ligamentos protegen la articulación y mantienen los huesos en su lugar mientras evitan que el tobillo ruede o se tuerza de una manera que podría provocar lesiones.

Las fracturas de tobillo ocurren después de una torcedura, una caída, accidentes automovilísticos u otras lesiones, lo que provoca el desplazamiento o no de los huesos del tobillo descritos arriba. 

 

Los síntomas comunes de una fractura de tobillo incluyen:

 

  • Inflamación

  • Hinchazón

  • Moretones, enrojecimiento o decoloración de cualquier parte de la parte inferior de la pierna.

  • Sensible al toque, movimiento o al doblarse

  • Dolor intenso que se irradia a la tibia o debajo del pie.

El objetivo principal de la cirugía de tobillo es restaurar la articulación del tobillo en su lugar, estabilizar el hueso y reducir el riesgo de desarrollar otras afecciones como la artritis.

 

Las lesiones de tobillo como esguinces o desgarros en uno de los ligamentos generalmente se tratan con métodos no quirúrgicos. Sin embargo, requieren cirugía si la lesión es grave.

 

Se necesita una radiografía de tobillo para determinar si hay una fractura o si sus huesos están fuera de lugar y no pueden sanar con tratamientos conservadores. Si es así, se recomienda la cirugía.

¿Cuáles tipos de cirugía de tobillo hay disponibles?

Existen varios tipos de cirugía de tobillo.

Su cirujano ortopédico determinará cual es la adecuada para usted según su edad, el tipo de fractura y su nivel de actividad.

Las articulaciones del tobillo severamente dañadas pueden necesitar una fusión de huesos o incluso reemplazarlos por una articulación artificial.

Fusión de tobillo

La fusión del tobillo es comúnmente exitosa para aliviar el dolor de la artritis.

En este procedimiento en particular, su cirujano endurece los extremos de los huesos dañados y luego los sujeta con placas de metal y tornillos.

Los huesos dañados se fusionan en un hueso combinado y se espera una disminución en el movimiento del tobillo. Este tipo de cirugía de tobillo se recomienda a las personas más jóvenes, generalmente es más duradero y no requiere restricciones de actividad a largo plazo.

Reemplazo de tobillo

Este procedimiento se recomienda para personas mayores de 60 años que tienen un estilo de vida no tan activo.

La cirugía consiste en extraer los extremos de los huesos fracturados y colocar una articulación de reemplazo artificial de plástico o metal.

La nueva articulación se asemeja a un movimiento más natural y disminuye los riesgos de artritis en las articulaciones cercanas.

 

La cirugía de reemplazo de tobillo no está destinada a personas que tienen ligamentos debilitados, participan en deportes de alto impacto, los que tienen daño nervioso debido a la diabetes, tienen sobrepeso o fuman.

¿Quién es un candidato ideal para la cirugía de tobillo?

Tu cirujano ortopédico puede sugerirte una cirugía de tobillo si tienes una fractura en uno o todos los huesos del tobillo, y depende de la gravedad del dolor, tus necesidades particulares y tu respuesta a los tratamientos.

 

El candidato ideal para la cirugía de tobillo es una persona sana.

 

Algunos problemas médicos como la diabetes, la mala circulación, llagas en la piel o enfermedades cardíacas y pulmonares pueden aumentar el riesgo de infección, problemas de heridas u otras complicaciones.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía de tobillo?

Las principales ventajas de la cirugía de tobillo son el alivio del dolor, una mejor calidad de vida y movilidad del tobillo, y una mejor apariencia de sus pies.

¿Cuáles son los riesgos de la cirugía de tobillo?

Como cualquier cirugía mayor, existen riesgos asociados:

 

  • Daño en el nervio

  • Entumecimiento

  • Hinchazón

  • Rigidez

  • Coágulos de sangre

  • Infección

  • Sangrado de la herida

  • Fusión fallida

 

Para una persona sana, el riesgo de una complicación grave luego de esta operación es muy pequeño. La tasa de éxito del reemplazo de tobillo es del 89% a los 5 años y del 76% a los 10 años.

¿Qué puedo esperar durante la recuperación de cirugía de tobillo?

El objetivo de la recuperación es permitir que los pacientes restablezcan la función del tobillo.

 

Después de la cirugía, su tobillo se estabilizará durante algunas semanas para que los huesos y las articulaciones curen. 

 

Después de que sus heridas cicatricen, una bota ajustada es obligatoria para la protección del tobillo. Una bota extraíble es mucho mejor ya que le permite lavarse, ponerse hielo y revisar la herida.

 

Su cirujano ortopeda le dirá cuándo poner peso sobre el tobillo.

 

Los pacientes vuelven a sus actividades normales una vez que los huesos están completamente curados, lo que lleva unas seis semanas.

¿Cuándo veré los resultados de la cirugía de tobillo?

Los huesos del tobillo pueden tardar hasta seis semanas en sanar después de la cirugía, pero puede llevar de varios meses a un año de curación para recuperar el movimiento completo y la fuerza del tobillo.

 

Antes de la cirugía, su cirujano y fisioterapeuta lo ayudarán a desarrollar un plan de recuperación.

Encuentre un doctor en RD

Cirujano Ortopeda

© Marketo Salud 2019